Bufanda Cashmere Camel

2   opiniones

CC

Nuevo

Bufanda Cashmere camel - beige y lana merino en espiga. Fabricada en Grazalema, España

Composición: 50% Lana de cordero de Merino y 50% cashmere

Medidas: 40cm x 180 cm

El envío incluye la caja

Stock

62,0 €

Origen de la oveja merina

El origen de la lana de oveja merina es español. Mucha gente desconoce esta singularidad, si bien es cierto, algunos países sobre todo del hemisferio sur, importaron su lana de España y encaminaron los cruces genéticos de la raza merina a fin de conseguir una lana más suave y fina. Hoy, estos países son los principales productores mundiales de lana. Sin embargo, el origen del merino es español. Prueba de ello es la histórica Mesta, asociación de ganaderos y pastores que se fundó en el siglo XIII  por Alnfoso X, el sabio y duró hasta el siglo XIX. 

Origen del cashmere

El cashmere es el nombre en inglés que tiene la lana (más bien pelo) que produce la cabra de Cachemira, región en el norte de la India. Esta lana es una de las más apreciadas del mundo por su suavidad, brillantez y finura. Esta cabra es originaria de Aisa central y el Himalaya. Hoy constituye una importante fuente de riqueza para Nepal, Afganistán y Mongolia donde se aprovecha la gran oportunidad que ofrece una materia prima muy valorada en occidente para la fabricación de bufandas de cashmere.

La altitud

Además de las características genéticas de la raza, el ecosistema donde se desarrollan las cabras de cachemira es determinante a la hora de definir la calidad del pelo, así, poblaciones ganaderas que se desarrollan a mayor altitud generan una lana más fina, es decir, un cachemir de mayor calidad que las cabras que se han desarrollado a menor altitud. Este hecho ha limitado bastante el rendimiento de las explotaciones de cashmere en el resto del mundo. La altitud, el frío, la variedad genética, y la alimentación (son herbívoros muy voraces que llegan a generar problemas de desertificación en la China septentrional) constituyen los principales factores que determinan la calidad de la fibra del cachemir.

Es una lana peinada, no esquilada

Cuidadosamente, a través de un peinado especial los artesanos extraen la fibra de cashmere poco a poco. La lana tiene dos capas, una externa de mayor grosor que oscila entre 16 y 19 micras (las micras se refieren al diámetro del pelo, en los humanos está entre 60 - 70 micras) y otra capa interna de lana más suave aún que varía entre 12 y 15 micras. A esa capa interior se la denomina pashmina, siendo la más apreciada la correspondiente al cuello y barba del animal. Cada parte del cuerpo de la cabra genera una lana distinta, por ejemplo la lana de las patas es siempre de peor calidad que la de la barriga. La acción del peinado para extraer el cashmere tiene lugar durante la primavera , en verano la cabra mudará el pelo de cara al invierno siguiente.

Separación manual

Una vez recogido el cashmere se procede a su separación por color y grosor, es una tarea que suelen hacer mujeres de forma manual, las máquinas desvirtuarían una fibra tan apreciada y delicada. Los colores varían desde el blanco brillante hasta el camel o beige. Al final se obtiene una materia prima muy trabajada desde sus orígenes que alcanza un alto valor en el mercado occidental para la fabricación de chales de cachemire.

Valoración de los productos
  • Número opinion : 2
  • Nota media : 5 /5
  • N. Maria Teresa
  •  el 24/07/2017
  • 5/5
Muz buena calidad, bien trabajada
  • O. José Eloy
  •  el 17/12/2016
  • 5/5
Excelente